Europa,  Portugal,  Viajes

Escapada a Oporto: un fin de semana a orillas del Duero

Es recurrente la pregunta de a dónde me recomiendas ir para una escapada. No es fácil de responder y depende mucho del tipo de persona y gustos. Pero por una cosa u otra, para los que vivimos en España, las visitas a ciudades del país vecino siempre son muy bien valoradas. Y no, no hablo de Francia, sino de Portugal. Es probable que en algún momento escriba sobre su capital, Lisboa, en mi opinión una de las ciudades europeas con más encanto, pero esta entrada se la voy a dedicar a la hermana menor, que no tiene mucho que envidiar a la capital. Te cuento qué puedes ver en Oporto en una escapada de fin de semana.

Cómo llegar y dónde alojarse en Oporto

Oporto tiene aeropuerto internacional al norte de la ciudad bastante bien comunicado con la misma, se trata del Aeropuerto de Oporto-Francisco Sá Carneiro. Si llegas a la ciudad en avión puedes llegar hasta el centro de Oporto en metro o en autobús. La línea de metro que une el aeropuerto con la ciudad es la E y la parada más céntrica es Bolhão. En bus hay dos líneas (601, 602) que te dejan en la céntrica zona de Cordoaria. Si llegas de madrugada hay un bus nocturno (3M).

Oporto también está bien comunicada por tren sobre todo con las ciudades del norte del país como Coimbra o Braga, aunque también hay servicio a Lisboa. La estación se encuentra en el centro de la ciudad a pocos metros de la catedral.

Oporto no es una ciudad barata en lo que a alojamiento se refiere. La mayoría de los alojamientos turísticos se encuentran en el centro de la ciudad, o bien por Bolhão o bien por la zona cercana a la Igreja do Clerigos. Mi recomendación es que busques bien y que si encuentras algo aceptable aunque alejado del centro, si tiene parada de metro cercana, no te lo pienses, seguramente sea mucho más económico. La última vez que estuve hice noche cerca de Casa da Musica.

Los azulejos son marca de esta ciudad portuguesa

Qué visitar en una escapada a Oporto

Oporto, o Porto en portugués, es una ciudad de tamaño asequible, de algo más de 200000 habitantes. Es la segunda ciudad más grande de Portugal y está construida sobre riscos a orillas del río Duero. Esto hace que aunque no sea muy grande, subir y bajar cuestas es algo que repetirás en Oporto.

La ciudad tiene mucho que ofrecer y es posible que en una escapada a Oporto no te de tiempo a visitar todo. Pero sí te va a dar tiempo a hacerte una buena idea de la ciudad y a no quitarla de tu lista de escapadas para una posible vuelta a la misma. En las siguientes líneas te voy a contar lo que para mí son los lugares que más me gustan de esta bella ciudad.

Torre e Igreja dos clérigos, Igreja do Carmo

Oporto es la ciudad de los azulejos blancos y azules que decoran la mayoría de sus iglesias. La torre e iglesia de los clérigos es quizás la excepción pero sin duda un buen lugar para empezar tu visita a la ciudad. Desde su torre tienes unas magníficas vistas de la ciudad.

Un poco más al norte se encuentra la Iglesia del Carmen. Esta sí ya tiene una pared exterior adornada de los azulejos tan característicos. Se trata de una iglesia de estilo rococó adosada a la iglesia de los carmelitas. El mural de azulejos se realizó en 1912 y representa la Imposición del Escapulario en el Monte Carmelo.

Livraria Lello y R. da Galeria da París

¿Quién no conoce, aunque sea de nombre, la famosa librería Lello? Se trata de, quizás, el atractivo turístico más importante de la ciudad y por ello también el que menos se disfruta. Es una preciosa librería que todo el mundo quiere visitar en su primera escapada a Oporto. El problema es ese, el que todo el mundo la quiere visitar.

Se encuentra a escasos metros de las iglesias de los Clérigos y del Carmen. Y es probable que sea una de las librerías más bonitas del mundo. Siempre hay una cola enorme para entrar salvo que pagues un extra y puedas saltártela. Según época y hora la verdad que puede llegar a perder su encanto, por lo que no recomiendo su visita por ejemplo en fines de semana. Compra siempre la entrada por internet en su página web. En la que obtendrás más info sobre horarios y el precio.

Por la noche, la cercana R. da Galeria de Paris se llena de gente y ambiente, así que aquí tienes un lugar de ocio nocturno para añadir a tu viaje.

Igreja do Carmo

Porto São Bento, Igreja de Santo Ildefonso

Al este de la iglesia de los clérigos tenemos la estación de tren de San Bento. Sin duda uno de los edificios de la ciudad que no debes dejar de visitar. Su interior está repleto de azulejos representando batallas y escenas costumbristas. Una auténtica joya.

A pocos metros está la iglesia de San Ildefonso. Patrimonio de la Humanidad tiene unas vidrieras preciosas y sobre todo una fachada que fue decorada con 11000 azulejos en 1931 en los que se muestran escenas de San Ildefonso y alegorías a la eucaristía.

Mercado do Bolhão y Capela das Almas

Si quieres pasear por puestos de comida, echar algo al buche y poder comprar los productos más típicos de la zona, no te puedes perder el mercado de Bolhão. Este antiguo mercado fue renovado y perdió algo de su esencia, pero si te paras en los puestos adecuados seguro que le sacas partido y esencia a la visita.

No muy lejos se encuentra la capilla de las almas. Sin lugar a dudas una de las iglesias con azulejos más bonita de la ciudad. Y es que sus 320 metros cudrados de pared están adornados con más de 15000 azulejos blancos y azules. Una delicia que no te puedes perder en tu escapada a Oporto.

Capela das Almas

Rua das Flores y Miradouro da Vitória

Desde la estación de tren te aconsejo pasear hacia el río por la Rua das Flores. es una ciudad llena de comercios y bastante bonita. Cuando vayas a dar de frente con el Palacio das Artes gira a la derecha y busca unas escaleras a unos 40m que suben hasta el mirador de la Victoria. Desde donde vas a tener unas vistas de Oporto y del río.

Sé do Porto y alrededores

Si vuelves sobre tus pasos o en vez de virar a la derecha al acabar la R das flores lo haces a la izquierda, te estarás inernando en las preciosas callejuelas del centro de la ciudad. Algunas de las cuales llevan hasta la catedral de Oporto o la Sé do Porto.

Se encuentra en lo alto de una colina y más que una catedral parece una fortaleza. Si puedes acceder a la planta superior del claustro te esperan más preciosos azulejos y unas vistas envidiables. Te recomiendo que pases tiempo no solo en la catedral sino en toda la zona circundante a la misma en la que hay algún mirador, iglesias y preciosos recovecos.

La Sé de Oporto

Cais da Ribeira y do Barredo. Puente Don Luis I.

Si bajas de la catedral puede que des con las escaleras do Barredo, que te llevarán a la calle con el mismo nombre. Toda esta zona es una zona para perderte y recorrerla tranquilamente antes de llegar a orillas del río al Cais da Ribera. Se trata de una zona antigua llena de callejuelas y cuestas. Muy auténtica.

El Cais da Ribeira es el precioso paseo junto al río Duero. En él hay infinidad de negocios de restauración (la mayoría «trampas para turistas») y aun ambiente estupendo para pasear a cualquier hora. Es allí donde verás los barcos rabelos amarrados y donde te ofrecerán navegar por el Duero. Estos barcos era donde tradicionalmente se transportaba el Oporto.

Al otro lado del río se encuentra Vila Nova de Gaia, de la que hablaré más tarde. Pero ya se puede hablar de magnánimo puente de D Luis I. Sin lugar a dudas un icono de la ciudad y uno de los lugares que no te puedes perder en tu escapada por Oporto.

Palácio da Bolsa

Patrimonio Mundial por la UNESCO se encuentra este palacio erigido sobre las ruinas de un antiguo convento. Solo se puede visitar mediante visita guiada que hay que reservar con anterioridad y controlando los horarios ya que se realizan visitas en varios idiomas, entre ellos español. Para más info y entradas visita la web del palacio da bolsa.

Hoy en día se utiliza para la recepción de visitantes ilustres como presidentes, jefes de estado, reyes y otras personalidades. Es el monumento más visitado de la ciudad. Destacan sus salas y salones de estilo neoclásico.

Cais da Ribeira al anochecer

Jardins do Palácio de Cristal

Alejados del centro de la ciudad se encuentran estos frondosos jardines que resultan un oasis de las callejuelas del centro de Oporto. Antguamente había un palacio de cristal, hoy hay una moderna biblioteca, un mirador muy recomendable (ya que las vistas son muy diferentes), el superbock arena y las azules gigantes letras Porto.

Es un lugar agradable para pasear y una zona muy diferente al resto de la ciudad, por lo que si tienes tiempo debes incluirla en tu escapada a Oporto.

Foz do Douro

Si siguiéramos la orilla del río Duero hasta su desembocadura en el océano Atlántico llegaríamos hasta esta zona costera, a la que también se puede acceder con el tranvía 1. El jardín del paseo alegre nos da la bienvenida y un poco más adelante se encuentra el faro de Felgueiras. Es en este lugar desde donde puedes disfrutar de un bonito atardecer.

El paseo costero hasta Matosinhos es muy agradable y una buena recomendación si el tiempo es agradable y te apetece un paseo junto al mar. Por el camino imposible perderse la rotonda de la anémona, una gran escultura roja a modo de red.

Puente de D Luis I desde Vila Nova de Gaia

A la otra orilla del Duero: Vila Nova de Gaia

Mucha gente cree que Vila Nova de Gaia forma parte de Oporto ya que se encuentra nada más cruzar el puente de D Luis I. Pero no es así, este pequeño municipio ya no es Oporto, aunque sí es un lugar turístico para toda persona que visita la ciudad vecina. Vila Nova de Gaia es ese lugar que no te debes perder en tu escapada a Oporto. A destacar dos lugares:

Mosteiro Santo Agostinho da Serra do Pilar

Se trata de un monasterio enclavado en una colina del que destacan sus jardines, pero sobre todo las mejores vistas de la ciudad de Oporto. Si has visto una foto icónica de la ciudad lo más seguro es que la instantánea se haya sacado desde aquí. No te pierdas el magnífico claustro circular del monasterio.

Por supuesto es desde aquí desde donde empieza el mencionado puente y desde donde te recomiendo cruzarlo caminando. Las vistas al anochecer son para no perdérselas al igual que el ver cómo se va encendiendo la ciudad vecina.

Cais da Gaia

Este paseo a lo largo de la orilla del Duero es uno de los lugares más turísticos de Oporto y eso que no se encuentran en la ciudad. Es aquí donde se encuentran las famosas bodegas de vino de Oporto, sus almacenes y los antiguos barcos rabelos.

Es en esta zona donde podrás hacer catas y visitas a diferentes bodegas. Así que si te gusta el mundo del vino es probable que quieras pasar bastante tiempo por la zona. Mi recomendación es que lleves de casa la tarea hecha y cogidas las entradas de la bodega/s que vayas a visitar.

Cais da Gaia en la orilla izquierda del Duero

Hasta aquí esta entrada sobre las cinco mejores playas de Mauricio. Espero te haya servido de ayuda. Para cualquier cosa puedes dejar un comentario o contactarme por las redes sociales. Y si te ha sido realmente útil puedes invitarme a un cafecito aquí.

GUÍA PARA ORGANIZAR VIAJES ECONÓMICOS

¿Te gustaría recibir una guía con mis consejos y las apps/webs que utilizo cuando planifico mis viajes? ¿Te gustaría estar al tanto de las novedades viajeras y de eventos?

Tan solo tienes que suscribirte a la newsletter de este blog (que te llegará mensualmente al correo) y la recibirás completamente gratis. Para ello debes introducir tu correo electrónico y aceptar la política de privacidad:

He leído y acepto la política de privacidad

10 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *