Europa,  Georgia,  Viajes

Tiflis (Tbilisi) en un fin de semana

La capital de Georgia se está mostrando cada vez como un destino a tener en cuenta. Y es que si su localización y su bonito casco antiguo ya eran suficientes atractivos, añádele la arquitectura contemporánea y una gastronomía y ambiente que no te dejarán indiferente. En esta entrada te cuento qué ver en Tiflis (Tbilisi) en un fin de semana.

Georgia: ese gran desconocido

Si alguien te pregunta por Georgia es probable que tengas muy poca información sobre el país y sobre sus atractivos turísticos. Pero si te digo que una de sus localidades ganó en 2022 el premio al principal destino turístico emergente de Europa en la 29ª edición de los World Travel Awards igual ya capto algo tu atención.

Aunque esta localidad ganadora no fue su capital, sino una ciudad costera llamada Batumi, sí que sirve para poner a Georgia como destino turístico en auge. Iré escribiendo diferentes entradas sobre los atractivos que pude visitar en el país en el verano de 2023. Pero quería que la primera fuera sobre su capital, Tiflis o Tbilisi. El porqué, pues sencillamente porque no me esperaba una capital tan bonita y cosmopolita por esas latitudes y creo que mis prejuicios se asemejan a los de muchos europeos occidentales.

Con esta entrada quiero dejar constancia de que Tiflis es un gran destino turístico en el que pasar varios días sin aburrirte y que te deja con la sensación de querer quedarte más tiempo.

Tiflis (Tblisi) una capital muy atractiva

Con una población cercana al millón y medio de personas, de los 3.7 millones del país, Tbilisi recoge todos los atractivos que una ciudad de ese tamaño puede recoger unido a los aires progresistas que la mayoría de las capitales tienen. Tiflis podría pasar por una capital europea occidental pero con tintes caucásicos y mucha personalidad propia. Te cuento sus atractivos en las siguientes líneas.

Castillo de Narikala en Tiflis

¿Cuándo es la mejor época para visitar Tiflis?

Al tratarse de una gran ciudad diría que cualquier época es buen momento para visitar la capital de Georgia. Pero sí es verdad que el clima puede ayudarnos a tomar esa decisión. En Tiflis los veranos son calurosos y con ciertas tormentas, mientras que los inviernos suelen ser secos y fríos. La primavera es la época con más días de lluvia pero quizás la que tenga temperaturas más agradables.

Si vas a combinar tu visita a Tiflis con un recorrido por el país los mejores meses son de mediados de abril a primeros de julio y de septiembre a mediados de octubre. Julio y agosto pueden ser meses muy calurosos, pero los puedes provechar para ir a las montañas o a la playa. Si te gusta el vino la época de la vendimia en la zona de Kakheti trae festivales de la cosecha (finales de septiembre a finales de octubre).

Transporte y alojamiento

Pese a ser una ciudad grande, los mayores atractivos de la misma pueden hacerse caminando si uno está en una buena forma física, ya que hay alguna que otra cuestecilla. Pero también cuenta con dos líneas de metro y con varios autobuses urbanos. Puedes comprobar horarios y planificación de viajes en bus en esta web.

Por supuesto también cuanta con una red de taxis, aunque la mayoría no tienen taxímetro por lo que te recomiendo que si vas a coger uno negocies la tarifa con anterioridad. Lo mejor para saber cómo están los precios y para evitar sorpresas es reservarlo a través de una app. Bolt funciona bastante bien.

En cuanto a zonas para alojarse lo más conveniente es hacerlo en las cercanías del casco antiguo. El casco antiguo en sí puede estar muy lleno de gente así que alejándote un poco (10 min) encontrarás algo de tranquilidad. Ya sea cruzando el río o caminando hacia el norte o el sur.

También hay varios alojamientos por la avenida de Rustaveli, que es como el centro «moderno» de la ciudad y donde hay bastante vida local. En definitiva las opciones son variadas y ya dependerá de lo que busque cada uno.

Edificio típico caucásico del centro de Tiflis

¿Cuántos días necesitas para ver la ciudad?

Esta entrada la he titulado Tiflis en un fin de semana por la sencilla razón que creo que ese es el tiempo adecuado para conocer la ciudad: dos o tres días. Si viajas pisando el acelerador puede que en dos días hayas podido visitar lo más llamativo de la ciudad, pero sin son tres días lo vas a disfrutar mejor. Lo que sí te recomiendo es que visites el centro histórico tanto por la mañana como por la noche porque cambia mucho la apreciación.

Si tienes algún dia extra puedes emplearlo en alguna excursión cercana de las que luego hablaré. Si va a formar parte de un itinerario más extenso por el país un mínimo de dos días sí recomiendo que pases en la capital. Pero como todo, ya depende de gustos.

¿Qué y dónde comer en Tiflis?

La gastronomía georgiana merece una entrada aparte y puede que algún día que saque tiempo me anime a escribir sobre la misma. De momento y para esta entrada comento tan solo cinco platos que debes probar en tu visita a la capital:

  • Khinkali (pronunciado jinkali, la «kh» en georgiano es como nuestra «j»). Se trata de una especie de empanadillas cocidas estilo «dumplings» pero más grandes y sobre todo muy baratas. Rellenas de carne y/o vegetales. Mi plato favorito de todo el viaje.
  • Panes típicos: Khachapuri y Lobiani. El pan en Georgia es una institución y en Tiflis eso no cambia. Cualquier comida tiene que llevar un pan. Estos panes son masas planas, estilo la de las pizzas pero con más miga que estas y rellenas de distintos quesos fundentes. Hay infinidad de Khachapuris siendo el Imeruli el más consumido y el Adjaruli el más reconocido internacionalmente. Y para los que no somos queseros tenemos el lobiani, que es un pan relleno de pasta de alubias muy rico.
  • Kharcho. Se trata de un guiso de carne con especias y nueces trituradas. A veces se le añade arroz. Muy rico y saciante.
  • Pkhali. Es un entrante apto para veganos. Suele servirse de diferentes sabores y es una mezcla de vegetales con especias y frutos secos en forma de untables o bolas comestibles. Recuerdo con especial cariño uno de calabaza que estaba exquisito.
  • Shkmeruli. Es un pollo al ajillo pero con una salsa espesa hecha, además de con ajo, con nata bien espesa. Con solo pensarlo ya se me está haciendo la boca agua

Para probar estas exquisiteces y muchas otras no vas a tener problema ya que hay bastantes restaurantes repartidos por la ciudad. Si bien es cierto que en el centro histórico hay mucho atrapa-turistas con precios inflados y una cocina nada impresionante, también puedes encontrar joyas. Lo suyo es alejarse de las calles más turísticas. Como por ejemplo hacia las colinas.

En los alrededores de la avenida Rustaveli vas a encontrar con mayor facilidad restaurantes más asequibles y de mejor calidad. En la zona al este del río hay menos opciones pero también hay restaurantes con buena relación calidad/precio.

Khachapuris en Tbilisi

¿Qué ver en Tiflis (Tblisi) un fin de semana?

Castillo de Narikala,»Madre de Kartli» y jardín botánico

Estos tres lugares se pueden visitar en una mañana o tarde paseando tranquilamente .

Castillo de Narikala

El castillo de Narikala se erige en lo alto de una colina, como no podía ser de otra forma, cercano al casco antiguo de la ciudad. Este lugar en el SIV era una ciudadela persa, fortificada por los emires árabes en el SVIII contenía un palacio en su interior. Hoy en día solo quedan parte de las murallas ya que en 1827 hubo una explosión de munición rusa almacenada en su interior.

Dentro de las murallas se reconstruyó en 1990 la iglesia de San Nicolás que es el edificio que hoy podemos ver. Lo más atractivo son las magníficas vistas de toda la ciudad y la posibilidad de andurrear por encima de las murallas. Hay un teleférico que te lleva hasta el castillo desde el parque Rike.

Madre de Kartli (Kartlis Deda)

Esta «madre» se trata de una estatua de aluminio de 20m que se ha convertido en el símbolo de la ciudad. En una mano sostiene una espada y en la otra un copa de vino. Se puede llegar andando desde el castillo tomando el camino hacia el noroeste pasando por la estación del teleférico.

Las vistas desde al lado de la estatua no son las mejores y para ver la estatua bien deberás continuar colina abajo para una mejor perspectiva de la misma. Aun así, el paseo hasta la misma es agradable y hay varios puestecillos por el camino.

Kartlis Deda

Jardín botánico

Si te apetece pasear entre la sombra de los árboles y buscas una zona para estar tranquilo este es un lugar que debes visitar. Tiene una extensión de 160 hectáreas y más de 4500 especies de plantas. A destacar una jardín japonés, un par de cascadas y una avenida de cipreses. Amén de las magníficas vistas, la sombra y la tranquilidad. Aquí puedes realizar un paseo virtual.

Para llegar al jardín botánico desde el castillo deberás bajar por el camino hacia el sur. Cuando llegues a un cruce en sentido contrario (pero al lado) se encuentra la única mezquita de la ciudad, Jumah, que se puede visitar gratuitamente.

Casco antiguo

Es el lugar donde vas a pasar más rato ya sea de la mañana, la tarde o la noche. Y es que es una zona muy agradable que fue renovada hace unos años y que sigue mejorando año a año (aún se puede ver alguna obra). Verla te puede llevar otra tarde o mañana. Así que ya tienes tu día completo.

Si vienes de la zona del castillo te recomiendo bajar por las escaleras cercanas a Kartlis Deda y perderte por el entramado de calles de la zona. Suelen estar muy tranquilas y vas a encontrar comercios de todo tipo desde panaderías tradicionales hasta cafés chic.

Es probable que acabes llegando a Meidan, la plaza donde antiguamente estaba el bazar de la ciudad y que hoy está abierta al tráfico aunque con ingente cantidad de turistas por todos los lados. Esta plaza y los aledaños es quizás la zona más turística de la ciudad.

Si sigues hacia el sureste llegarás hasta los baños de azufre tan míticos de la capital. Siempre puedes reservar un masaje, ducha o baño. Los edificios de la zona son bonitos y merece la pena acercarse aunque no vayas a utilizar sus servicios.

Panorámica desde los baños de azufre

Hacia el otro lado del Meidan, al norte, vas a encontrar la catedral Sioni, la catedral armenia de S Jorge, la basílica de Anchikhati y la iglesia de Jvaris Mama. Si quieres tu ración de arquitectura eclesiástica tendrás para elegir. Pero si como yo, vienes de visitar Armenia, seguro que tienes el cupo ya bien cubierto.

Aparte de pasear por la zona, perderte por las calles, disfrutar del ambiente de los bares, echar un vino georgiano o probar los khinkalis, no te puedes perder la torre del reloj. Construida en 2010 llama mucho la atención y cada hora sale un ángel a tocar una de las campanas.

Avenida de Rustaveli y parque Mtatsminda

Se trata de una amplia zona al norte y noroeste del casco antiguo que sería como el centro «no histórico» de la ciudad. Es un barrio con mucho movimiento e infinidad de comercios y oportunidades hoteleras. Puede llevarte todo un día si quieres explorar la zona a fondo.

Rustaveli

Esta avenida de 1.5km de longitud y sus alrededores son el corazón georgiano de la ciudad. Dedicada al poeta Shota Rustaveli comienza en la plaza de la libertad y acaba en el monumento al poeta y la estación de metro con su nombre. A ambos lado de la avenida vas a encontrar diferentes atractivos: tanto edificios arquitectónicos interesantes, como los mejores museos de la ciudad, el parlamento y un gran número de galerías de arte.

En cuanto a museos destacan la galería nacional y el museo nacional de Georgia. Aunque también están por esta zona el MOMA de Tbilisi, el museo de arte de Shakva Amiranashvili o el museo de la ciencia. No te pierdas el edificio del parlamento con su impresionante arcada y el teatro de ópera y ballet nacional de Georgia.

Plaza de la libertad

El barrio que va desde la plaza de la libertad hasta la colina de Mtatsminda esá lleno de galerías de arte, cafés hipster, locales de cerveza artesana y todo un entramado bohemio que tan de moda está en la mayoría de las capitales europeas. Bien merece un paseo al igual que todos los alrededores de esta concurrida avenida.

Mtatsminda

El parque de Mtatsminda se encuentra en lo alto de la montaña con el mismo nombre a 770m de altitud. Es el punto más alto de la ciudad y con ello el mejor lugar para tener unas vistas aéreas de la misma. Hay dos caminos para subir andando hasta el parque, uno más largo que va a a través del Panteón de Mtatsminda (sigue la calle Mama Daviti Rise) y otro que va por un camino en la montaña hasta la torre de TV (empieza en unas escaleras en frente de la iglesia de Mikhail of Tver). También podrás ir en transporte por carretera (en bus o taxi) o mediante un funicular (una opción más interesante).

Arriba te vas a encontrar, además de miradores, con un parque de atracciones bastante antiguo y limitado y con una impresionante torre de televisión que parece sacada de la serie de mega-construcciones. Construida en 1972 con sus 274.5m de altura sería como la torre Eiffel georgiana que también se ilumina por las noches. Está prevista una renovación (anunciada en 2018) pero en 2023 no se atisbaban ni las obras. Ojalá la renueven y pueda visitarse.

En el parque temático te sorprenderán las antiguas atracciones que están repartidas por la hectárea que ocupa el parque: desde una montaña rusa con un minúsculo looping, la típica atracción de agua o el castillo del terror. Pero sin duda la mayor atracción de todas es la gigantesca noria de unos 63m.

El parque está en una zona arbolada y donde el calor aprieta menos que en la ciudad. Por lo que aparte de las vistas bien merece un paseo.

Tiflis desde Mtatsminda

Zona este del río y puentes

En la zona este del río se encuentra el barrio de Avlabari, históricamente el barrio armenio de la ciudad. Y de hecho si vienes de Armenia en minibús es más que probable que la última parada sea cerca de la boca de metro con el mismo nombre.

Es también zona antigua de la ciudad y pasear por sus calles ya es agradable por ver los mercadillos, la arquitectura caucásica y las iglesias. Una de ellas, la de la virgen de Metekhi, es una iglesia ortodoxa georgiana en lo alto de una colina mirando al río Kura. La cual es punto de visita de todo tour turístico. Cercana se encuentra la iglesia armenia de Ejmiatsin.

Pero la más llamativa de toda la zona es la enorme catedral de la Santa Trinidad (Tsminda Sameba). De 84m de alto se encuentra en lo alto de un complejo que parece vigilar la ciudad. Por dentro puede que parezca más desnuda de lo que se espera, pero su tamaño sigue impresionando.

Tsminda Sameba

Bajando hacia el río desde la catedral pasarás por el palacio presidencial con su cúpula de cristal. Justo en frente al lado del río se encuentra el parque Rike, que aunque carece de sombra suficiente es un parque bonito. Sin duda la construcción que más llama la atención son dos tubos metálicos gigantes, moderna construcción que iba a albergar un centro de exposiciones y conciertos pero cuyas obras quedaron paralizadas.

En cuanto a los puentes que unen la zona este y oeste de la ciudad destaca el moderno puente de la paz que por la noche se ilumina y se llena de curiosos. El puente de Baratashvili destaca porque su paso peatonal inferior es como si fuera una galería de arte con graffitis y exposiciones en sus paredes.

Vida nocturna en Tbilisi

Otro de los atractivos de la ciudad es el ambiente nocturno de la misma. Considerada una meca de la música techno desde el incidente en el club Bassiani y las protestas posteriores. Las opciones para este tipo de música son muy amplias. Hay clubes repartidos por toda la ciudad.

El empleo de antiguas construcciones soviéticas como salas de conciertos, bares y eventos culturales es algo que se estila en Tiflis. Quizás dos de las más conocidas son Fabrika (que incluso cuenta con un hostel) y Electrowerk.

Pero si eres de los que buscas algo más de tranquilidad en la zona del casco antiguo de la ciudad vas a encontrar locales con música tradicional en directo, bares donde exclusivamente se degusta vino georgiano, pubs al estilo occidental y todo tipo de locales. El caso es que Tiflis por la noche no duerme y con salir a dar un paseo lo vas a poder ver.

Zona de restaurantes en el casco histórico

Alrededores de la ciudad

Crónica de Georgia y pantano de Tiflis

La crónica de Georgia (Chronicle of Georgia) no se trata de un periódico ni nada por el estilo, sino de un conjunto de mega esculturas situadas en lo alto de un pantano y que representan la historia de Georgia y algo de la vida de Cristo. Se trata de una obra inacabada, pero no por ello carece de atractivo.

Esta visita la puedes combinar con el pantano, que en épocas de calor verás a gente bañándose y practicando deportes acuáticos. También tiene una zona de piscinas exteriores, una piscina de olas, una playa artificial y un parque acuático. Se encuentra a las afueras al norte de la ciudad.

Parque nacional de Tbilisi

Si lo que buscas es estirar los pies y hacer alguna ruta de montaña cerca de la ciudad puedes hacerlo en el parque nacional de Tbilisi. A tan solo 30km de la capital se encuentra este parque donde hay infinidad de senderos para saciar tu sed de caminar en plena naturaleza.

Mtskheta y monasterio de Jvari

Sin duda un lugar que no te debes perder si tienes tiempo es la ciudad de Mtskheta con su iglesia y su mercado. Un lugar muy frecuentado por los turistas debido a la cercanía a la capital (20km) y que pilla de camino a los principales atractivos turísticos del país.

En la colina de en frente se encuentra el monasterio de Jvari que ya solo por las vistas merece la pena acercarse. Es quizás el mejor lugar de todo el país para ver una puesta de sol. Y a la foto me remito.

Atardecer sobre Mtskheta desde el monasterio de Jvari

Y hasta aquí esta entrada sobre qué ver en Tiflis en un fin de semana. Espero te haya servido de ayuda y para cualquier cosa puedes dejar un comentario o contactarme por las redes sociales. Recuerda que en mi cuenta de instagram puedes ver en destacados mi viaje en stories a Georgia. Y si te ha sido realmente útil puedes invitarme a un cafecito aquí.

GUÍA PARA ORGANIZAR VIAJES ECONÓMICOS

¿Te gustaría recibir una guía con mis consejos y las apps/webs que utilizo cuando planifico mis viajes?

Tan solo tienes que suscribirte a la newsletter de este blog y la recibirás completamente gratis. Para ello debes introducir tu correo electrónico:

He leído y acepto la política de privacidad

GUÍA PARA ORGANIZAR VIAJES ECONÓMICOS

¿Te gustaría recibir una guía con mis consejos y las apps/webs que utilizo cuando planifico mis viajes?

Tan solo tienes que suscribirte a la newsletter de este blog y la recibirás completamente gratis. Para ello debes introducir tu correo electrónico:

He leído y acepto la política de privacidad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *